Revista Boda & Estilo Edición ll - página 09

En este momento está en la página 09

MODA EN OTOÑO E INVIERNO

Por: Marcela Retamal ∙ Diseñadora Textil

La temporada invernal invita a cubrir más la piel y otorgar mayor protagonismo a la tela en sus valores de color textura, brillo y matices. Los vestidos de novia de invierno siguen esta ley, pasando del blanco radiante al blanco hueso, y del marfil (o ivory) a los tonos vainilla, champaña y ostra.

La fibras más usadas son las nobles, como la seda, elegible por su liviandad y capacidad de abrigar a la vez.

Podemos encontrar líneas minimalistas de gran pureza en su diseño (inspiración Chanel), construidas en telas que aporten otros atributos diferentes como caída, textura y brillo, así como también encontraremos construcciones más barrocas en donde un diseño se la juega en elementos decorativos como bordados (encajes o macramé) o aplicaciones de pedrería (cristales swarowski -los favoritos-, lentejuelas o perlas)

El vestido catedral es por excelencia el vestido de invierno. La gran y no siempre pesada cola se recoge pasada la ceremonia y el faldón debe sustentarse en un falso para brindar comodidad y libertad de movimiento a la novia, que ha de necesitar para su primer baile de casada y disfrutar de la celebración de su día, sin dejar de verse espléndida.

En Antofagasta las Ruinas de Huanchaca son desde hace algún tiempo uno de los escenarios predilectos para retratar los primeros instantes de casados de las parejas nortinas.

MODELOS: Vania Pool ∙ Vanusa Oyanedel ∙ FOTOGRAFÍA: Felipe Beiza

Comentarios