TURISMO EN MEJILLONES

TURISMO EN MEJILLONES

Mejillones, la nueva ruta para el turismo y el amor

En mejillones yo tuve un amor, canta la popular canción, y no puede estar en más sintonía con esta edición en donde dedicamos especial atención a la nueva ruta para el turismo y el amor, mostrando sus atributos a través del eximio lente del fotógrafo Felipe Beiza, quien nos acompañó en el recorrido íntimo de una novia que prepara su día más especial, mostrando las mejores postales del puerto que ahora no sólo puede hacer gala de su histórica iglesia, sino también de su nuevo Registro Civil e Identificación ubicado en el corazón de la ciudad…

turismo-en-mejillones3-min

La Iglesia Corazón de María

Es uno de los edificios centenarios de la comuna, el cual fue diseñado por el arquitecto Chileno Onofre Montané Urrejola durante el primer decenio del siglo XX. Su estructura entera en madera de Pino Oregón, según cuenta la leyenda, fue traída desde EEUU como lastre por los veleros que venían a cargar salitre.
Se destaca la amplitud al interior de la nave principal de la iglesia sí como los ornamentos en madera natural a la vista del altar y el púlpito. Las aplicaciones decorativas en la fachada principal muestran un estilo típico de la influencia europea a principios del siglo XIX dejando en evidencia el linaje que la caracteriza y que hoy en día entrega una maravillosa oportunidad a turistas y vecinos quienes pueden apreciar in situ, la belleza arquitectónica de esta obra maestra del norte de Chile.

Capitanía de Puerto

Un faro para los navegantes

Una de las postales más clásicas de Mejillones, la Capitanía de Puerto, ilustre edificio que data de 1910, gracias a la obra del arquitecto Leonello Bottacci, artista de origen italiano, que luego de estudiar en Chile nos entregó un vasto legado de reminiscencia europea, como el que tenemos a la vista en el puerto.
Este edificio de hermosas líneas y coloridos detalles, fue considerado desde el principio para labores de control marítimo gracias a su frontis que apunta directamente al Océano Pacífico. En 1914 fue reforzado con muros de concreto y anclajes de rieles para protegerlo del intenso oleaje que cada cierto tiempo afecta sus costas.

Desde ese tiempo hasta ahora es conservado como una de las joyas de Mejillones, el cual además de seguir cumpliendo sus funciones de faro administrativo para los navegantes, ha servido de locación para películas y novelas, siendo reconocido en todo el mundo como uno de los espacios más característicos y tradicionales de la ciudad.

El muelle y el atardecer

Un clásico imperdible de visitar

Para que un puerto se precie de tal, es necesario contar también con el tradicional muelle, esta histórica pieza que comenzó en el Siglo XIX de forma muy sencilla siendo el espacio de carga del cotizado guano de la zona, posteriormente y con la explosiva demanda del Salitre, fue tomado por la Compañía de Ferrocarriles de Antofagasta que a comienzos del Siglo XX inicio las acciones para convertirlo en un gran puerto industrial.

Una promesa que finalmente no se cumple a propósito de las Guerras en Europa y de la baja en la demanda del salitre, estancándose en su materialidad y funcionamiento durante decenas de años, hasta que Mejillones bajo el lema de “Ciudad Industrial, Turística y Portuaria” retoma su norte consolidándose en la con la construcción de uno de los mejores y más importantes puertos del norte de Chile, eso si ahora usando otras instalaciones y dando paso a la restauración de añosa estructura para que albergue el trabajo pesquero de la zona.

Es así que desde el año 2000 a la fecha se mantienen en excelentes condiciones para que los hombres de mar ejerzan sus funciones, siendo además la puerta de entrada para todos los servicios de navegación y turismo que hoy se han comenzado a desarrollar a través del novedoso Plan de Inversión y Renovación Turística de Mejillones.

Registro Civil

Fin de la ruta o comienzo de un nuevo destino.

La recién inaugurada oficina del Registro Civil e Identificación de Mejillones, es una de las obras más emblemáticas en cuanto a mejorar la identidad de los vecinos del puerto, esto luego que el año 1981 la antigua oficina fuera consumida por un incendio, dejándolos sin un espacio público indispensable a la hora de solicitar documentos o realizar trámites, tan importantes para la vida y arraigo de una comuna como el de inscribir sus nacimientos, las defunciones o iniciar una vida de pareja a través del matrimonio o la unión civil.

La Esperada obra de 108 metros cuadrados está ubicada en calle Latorre 611 y tiene un área de atención de público además de una sala de ceremonias, comedor, archivo y bodega que sirven de escenario perfecto para que los vecinos del Mega Puerto puedan hacer los trámites en su ciudad, contando con que ésta se está modernizando cada vez más para entregar beneficios y calidad de vida a sus vecinos y visitantes.

Y por qué no, convertirse también en el fin de nuestra ruta de turismo y amor y ser en el comienzo de un nuevo destino para las parejas que se animen a dar el trascendental paso en medio de este maravilloso entorno natural, arquitectónico y patrimonial que nos entrega Mejillones, “la ciudad Industrial, Turística y Portuaria”.

El Museo Municipal de Mejillones

Construido originalmente en 1909, es una de las paradas obligatorias para los turistas que van a disfrutar de los atractivos del mega puerto. Debido a esto, es que el proyecto de restauración del inmueble está en proceso de diseño desde fines de octubre, a cargo de la Dirección Regional de Arquitectura de Obras Públicas.

La conservación de los lugares históricos es uno de los beneficios que conlleva el turismo en las ciudades, pueblos y lugares donde se desarrolla y potencia. Otros de ellos son el aumento económico, nuevos empleos, intercambio cultural, entre otros.

A los pies del Pacífico

Playas, fauna y mar, la combinación perfecta de Mejillones

turismo-en-mejillones2-min

Esta costera ciudad situada a 65 kilómetros al norte de Antofagasta, no sólo se caracteriza por las obras arquitectónicas que hemos apreciado, también lo hace por entregarnos un imponente paisaje natural, el cual gracias a sus calmas aguas es un paraíso para los visitantes, quienes por su agradable clima, no sólo pueden disfrutar de las costas del Pacífico en verano, sino también pueden hacerlo durante el resto del año.

La playa principal es una muestra de aquello, ya que con 68 km de largo, desplegados sobre pura arena, se transforma en el espacio perfecto para que los amantes del mar puedan disfrutar solos o en familia de un relajante baño de mar, o al realizar deportes náuticos, como el snorkel, buceo y pesca deportiva.

turismo-en-mejillones1-min

Este hermoso paraje, también es un paraíso para la conservación de fauna ya que en sus costas además de anidar el gaviotín chico, se pueden encontrar lobos de mar, tortugas verdes y patos, así como otras variadas especies que usan la Corriente de Humboldt como parte de su ruta, permitiendo al turista disfrutar del avistamiento de delfines y ballenas cuando estas pasan por el lugar.

Una nueva mirada que la ciudad de Mejillones nos entrega para abrirse paso en la competitiva oferta turística del mundo, ofreciendo sus maravillas para consolidarse no solo como una ciudad industrial y portuaria, sino ahora también turista ciudad.

Deja un comentario